toy-safety.shutterstock_52029538

Compra juguetes seguros. 10 consejos para comprar juguetes seguros

Comprar juguetes seguros es tan importante o más como elegir un juguete que le vaya a gustar a nuestro hijo y sirva para su desarrollo.

En Toy Educando te damos unas pautas para comprar un juguete seguro para los niños. Seguir estas pautas puede evitar que nuestro hijo acabe en el servicio de urgencias del hospital.

Cuando vayamos a comprar o regalar un juguete, hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Leer las etiquetas que traen los juguetes. Tienen que llevar: las siglas “CE“, esto es que el producto cumple la normativa de seguridad de la Unión Europea. Además deberá estar indicado el nombre del juguete, el fabricante, razón social y su dirección. Como es lógico deberá incluir instrucciones. En la etiqueta también pondrá la edad aconsejada para su utilización.

Comprueba su calidad. Si compras peluche o un muñeco/muñeca, debes comprobar que los ojos, los botones,, etc. estén bien cosidos o pegados, no habiendo peligro de que se desprendan. Especial cuidado aquí si es para un niño menor de 3 años.

Advertencias. Todos los juguetes, además de marcado CE e instrucciones deben traer consigo advertencias de posibles riesgos que conlleva su mal uso. Damos por hecho que su uso habitual no conlleva ningún riesgo. Siempre habrá juguetes delicados como cometas si se utilizan bajo redes eléctricas, mini laboratorios de química, etc.

Prestar atención a los consejos e instrucciones sobre pilas y baterias. Sobre todo lo referido a recalentamientos del juguete producido en la bateria por su uso prolongado. Hay juguetes que no tienen sistemas para prevenir un sobrecalentamiento, ojo con esto pues puede derivar en un posible accidente.

Evita juguetes que tengan bordes afilados, que corten o puntiagudos, en especial para los niños menores de ocho años.

Riesgo de atragantamiento. Los niños menores de seis años no deben jugar con juguetes pequeños o que contengan piezas pequeñas susceptibles de ser tragadas.  Un riesgo clásico es el posible desprendimiento de “pitos” de instrumentos musicales de juguete que provoquen un atragantamiento. Hay que asegurarse de que pueden desprenderse. Precaución. Con juguetes que parecen comida de verdad. Los niños pueden intentar comérselos. De forma lógica es aconsejable que los juguetes para bebés sean irrompibles.

Intoxicación. Deben evitarse juguetes que estén pintados o barnizados. Y si lo están que estemos seguros de que esa pintura no se va a desprender y además que no sea tóxica.

Seguridad ante caídas y golpes. El uso de una bici, unos patines, un patinete, un monopatín, etc conlleva el riesgo de caídas. En las advertencias o recomendaciones de seguridad del fabricante se aconsejará la utilización de casco, rodilleras, coderas, etc.

Juguetes con proyectiles. Desde aquí los desaconsejamos totalmente, además de no ser un juguete educativo conlleva un alto riesgo de causar lesiones en partes vulnerables, ojos, dientes, oídos, etc.

Desembalar el juguete. Los juguetes cada vez vienen más sujetos a la caja. Decenas de pequeños alambres plastificados sirven de sujección. Después de que se saque completamente el juguete de la caja debemos deshacernos de estos pequeños alambres y además de todos lo plásticos que vienen.

Si usted observa que el juguete el juguete no cumple con los requisitos de seguridad o puede conllevar algún riesgo o el consumidor detecta que puede conllevar riesgos no advertidos, puede denunciarlo en los correspondientes organismos de consumo de su comunidad autónoma.

Si el niño es menor de 3 años.

Habrá que tener especial cuidado en la elección del juguete. Por su especial importancia hemos preferido desarrollarlo en un artículo individual. Comprar juguetes seguros para niños menores de 3 años.

No Responses

ADD YOUR COMMENT